Pipís y cacas

Publicado por Miquel Vanrell en

PIPÍS Y CACAS

Una de las principales preocupaciones de una madre primeriza es conocer el ritmo de evacuación de su bebé. Hablamos de que una de las principales señales para saber que está comiendo bien es que haga pipís y cacas suficientes pero deberíamos determinar que entendemos por «normal» en estos casos.

¿CÓMO SON LAS DEPOSICIONES?

Los primeros días nos encontraremos con el meconio, una caca negra y pegajosa parecida al chapapote que resulta muy difícil de limpiar. Está formada principalmente por compuestos que el recién nacido tragaba cuando estaba dentro de mamá. Esta caca puede tardar en salir si postponemos en inicio de la lactancia. Durante el parto, algunos niños pueden expulsarla si han sufrido en el transcurso de este. El retraso en la realización del meconio más de 24h puede indicarnos que algo no está bien y nuestr@ hij@ debería ser valorada.

A partir del tercer día de vida el color de las cacas va volviéndose más verdoso. Estas son las llamadas deposiciones de transición, indicando que la ingesta y posterior digestión de leche están funcionando correctamente.

Pasado el quinto día, aparecen ya las heces maduras. En neonatos alimentados sólo con pecho, estas son pastosas y amarillentas, muy parecidas a un «pegote» de mostaza. Las de niños alimentados con biberón suelen ser más malolientes, con mayor consistencia y algo más oscuras. Las deposiciones mauras suelen ser frecuentes. Algunos niños hacen un pipí y una caca después de cada toma de pecho. No hay que confundir esto con que el niño tenga diarrea. Así mismo también debe considerarse normal que hagan unas dos o tres cacas al día.

¿Y QUÉ HAY DEL PIPÍ?

Algunos pares se preocupan al ver que en los primeros días de vida en la orina aparecen unas manchas de color rojizo anaranjado. Estas son los uratos, cristales producidos por una elevada concentración en la orina. Son normales durante los primeros días de vida, eso sí, si aparecen en días posteriores deben ser evaluados por un profesional ya que podrían ser indicativo que no está comiendo suficiente.

La cantidad de pañales mojados diarios va aumentando gradualmente. Se considera un buen pipí con aproximadamente unos 30ml, lo que equivaldría a dos cucharadas soperas.

Breve infografía con las cantidades mínimas de pipís y cacas que debe hacer un bebé durante los primeros días de vida. Las cantidades pueden ser superiores.

Si te ha resultado útil, te invito a ojear otros artículos relacionados que aparecen en la parte inferior, quizás puedan serte de utilidad. También puedes revisar todos los artículos aquí. Si crees que puede ayudar a otras personas ¡compártelo! Para cualquier duda puedes escribirnos un comentario si lo deseas.


Miquel Vanrell

Enfermero, asesor de lactancia. Creador de Infolactam.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Miquel Vanrell Santos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.